Páginas vistas en total

viernes, 8 de julio de 2011

End

Este es el final que fue publicado en la história que se pesentó al concurso literario, en el blog no corresponde con el final de la histñoria ya que esta continúa.

   -Te noto raro… ¿Te pasa algo?- Le decía a menudo Fremont, mas el intentaba sonreír, como queriendo ocultar su verdadero desazón. Había una idea que le rondaba la cabeza, pero que desechará rápidamente en un principio. Los rayos de sol que iluminaban el mundo lo trasformaban y no era el mismo que Herman había visto el día anterior. La noche lo engulló y el sol lo estaba transformando. Llegado el día la flor dio su fruto y Fremont encontró una carta en su buzón, no tenía remitente, estaba escrita a mano y enseguida reconoció la letra:
“Amor… Amor… Amor… El fuego que ardía entre nosotros sigue vivo y, ten por seguro, que nunca se apagará. Pero la hoguera en la que me estoy consumiendo no es esa, es algo que no me deja vivir. La madera de este árbol que se quema no es la de la semilla que tú plantaste, es la que fue abonada por jardineros que no saben de flores, ni de nada… No intentes apagar este fuego con tus lágrimas, ya no lo conseguirás. La hoguera es volcán y el volcán estalló con una nube de polvo que destruirá muchas flores. Ten cuidado y guarécete de ella. Nunca… Nunca… Nunca olvides que nuestra llama es más fuerte que cualquier volcán, que en nosotros hay una estrella que brilló, brilla y brillará. El amor está en la luz, la luz está en el fuego y el fuego estará siempre dentro de ti.”
(la carta es una declaración de suicidio)